Blog

¿Cómo calcular cuánto vale tu hora de trabajo?

¿Cuánto vale tu hora de trabajo?

¿Cuánto vale tu producto o servicio?

¿Cuánto pagan mis clientes por el?

¿Con las horas que trabajo y el precio de venta, me salen las cuentas de lo que quiero conseguir?

 

Estas son las preguntas que te tienes que hacer antes de comenzar a ofrecer tu producto al mercado. Hay quienes después de un año de esfuerzo se dan cuenta que por mucho tiempo que inviertan, a pesar de no tener más de 24h al día, no salen las cuentas por ningún lado. Seguro que habéis oido hablar de 'muerte por éxito'. Aquellos emprendedores que comienzan con un producto o servicio que el público demanda, consiguen muchas ventas, pero les es imposible en número de horas atenderlos y los ingresos que les genera, hace que en realidad están perdiendo dinero. Sí! Esto ocurre. 

En este post te voy a contar cómo hacer para calcular tus precios desde el principio. Espero tus comentarios al final del post.

Feliz día!

¿Cuánto vale tu hora de trabajo?

 

Hoy quiero hablaros de uno de los mayores problemas de los emprendedores: ¿Cuánto vale mi trabajo?

Cuidado! No sólo cuando el emprendedor que realiza trabajos profesionales, sino también para quienes crean productos propios online, y para aquellos que tienen modelos de negocios tradicionales.

Todos tienen en común al empezar ¿Qué precio pongo?

Hoy quiero contaros como solucionarlo para que tú puedas poner con confianza y seguridad precio a tu trabajo. Es muy fácil, vamos a hacerlo en cinco sencillos pasos, pero vamos a poner claridad a este costoso asunto. Toma papel y lápiz, hoja de excel o calculadora, y nos ponemos en marcha:

1º Estudia el mercado.

Analiza la competencia, qué precios tienen, qué servicios ofrecen, qué los diferencia, y anota todo aquello que consideres importante para hacer tu estudio de precios. Anota desde los más caros, a los más baratos, y analiza qué ofrecen y porqué.

2º ¿Cuánto necesitas para vivir?

Este paso es fundamental. ¿Qué beneficio quieres tú tener al año? Es vital que puedas mantenerte con tu negocio, en caso contrario tendrás que dejarlo, y aunque estés ofreciendo maravillas a tus clientes, ellos tendrán que prescindir de tus servicios. Por tanto, anota de manera anual (no lo hagas mensual, no es real) cuánto quieres para vivir.

3º Gastos.

¿Qué gastos tiene tu empresa de manera anual? Cuánto necesitas invertir en marketing, página web, alquiler de local, luz, seguros sociales, impuestos, etc....No dejes ninguno atrás, en aquellos que no lo tengas claro, haz una estimación. Por mi experiencia te digo que lo hagas a la alza, siempre, siempre hay imprevistos.

4º Horas de trabajo. 

Esto es fundamental para aquellos profesionales que prestan servicios, y para aquellos que venden productos que implican gestión. Tienes que ser realista y saber cuánto quieres trabajar para tu proyecto al año, y sobre todo, cuánto puedes! Es un gran error de los emprendedores no saber qué tiempo necesitan para prestar un servicio concreto. Además, hay que tener en cuenta, que no todo el tiempo estarás prestando servicio al cliente, que tienes tareas en la trastienda de tu negocio, que también te robarán tiempo de ocio. Por tanto, fija las horas que tienes al año para trabajo efectivo. En el caso de productos físicos, tienes que calcular cuántos productos tienes que vender, o cuantos es probable que vendas.

5º- Fija los precios: 

Ahora sólo tienes que hacer cuentas. Beneficios + Gastos = Importe a ingresar al año. Este resultado lo divides entre las horas que vas a trabajar en el año, y ahí tienes el precio mínimo que mantiene tu negocio. Ahora sólo tienes que situarte dentro de la franja del mercado, en la que te sientas más cómodo. Sé honesto contigo y con tus clientes. Si ofreces un servicio de 10, pide un precio de 10, si tu servicio es de 6, pide un precio de 6.

Recuerda que los precios podrán variar durante la vida de tu proyecto. Normalmente todos empezamos con precios más económicos, y después podemos ir subiendo al igual que sube la calidad del servicio.

Una última cosa, muy muy importante.

Salvo que seas una gran empresa y ese sea tu modelo de negocio, no compitas en precio, esa puede ser la muerte de tu negocio. Basa tu diferenciación de la competencia en la calidad, en la excelencia, en dar un servicio que tu cliente no olvide.

 

Tu turno! ¿Cómo has fijado tú los precios de tu proyecto? ¿Qué problema te has encontrado al fijarlos, o después? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

¿Te gustaría recibir más posts de este tipo?
Suscríbete y recibe los próximos post en tu email.

Responsable: Laura Gómez López · Finalidad: contactar contigo para más información · Legitimación consentimiento de la persona interesada · Destinatario: tus datos se almacenan en Mailchimp · Derechos: acceder, rectificar y suprimir tus datos en hola@lauragomezlopez.com

Haciendo clic en "Solicitar entrevista de admisión" estás aceptando mi Política de privacidad. Responsable: Laura Gómez López · Finalidad: contactar contigo para más información · Legitimación consentimiento de la persona interesada · Destinatario: tus datos se almacenan en Mailchimp · Derechos: acceder, rectificar y suprimir tus datos en hola@lauragomezlopez.com. Más información Política de Privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.