Blog

Cómo hacer un plan de negocio sencillo en 7 pasos

DE TÉCNICO A EMPRENDEDOR

Emprender requiere por un lado saber de una profesión, tener experiencia, trabajar tu liderazgo y sobre todo saber hacer con todo ello una "empresa". Es decir, un sistema que genere ingresos para autofinanciarse y financiar tu vida. Es decir, que por sí sola tenga ingresos para todo lo que necesites (contratar personal, comprar equipos informáticos, oficinas, webs, impuestos, etc.....) que además, genere para tu propio sueldo y hay beneficios para poder reinvertir en crecer y repartir a los que habéis fundado la empresa.

Imagina, no es lo mismo ser "panadero" y un experto en pan, que tener una panadería. Puede que el dueño de la panadería no haya hecho pan en su vida. Pero saber como "orquestar" todo para que funcione, cada persona esté en el lugar correcto, fijar objetivos y acciones para conseguirlo.

En este post te voy a contar los 7 pasos que yo sigo con el fin último de hacer una empresa en el menor tiempo posible y con las condiciones más óptimas para ti.

Toma papel y lápiz....¡COMENZAMOS!

1º Ecosistema

"Muchos son los que sueñan con tener un gran negocio, y son muchos también los que se acaban estrellando por poner demasiado corazón y poca cabeza"

 

El primer paso es conocer tu mercado, conocerte a ti y analizar la idea previa que tienes.

1- Conocer el mercado te va a ayudar a identificar y aclarar conceptos como: que perfil de persona compra servicios como el tuyo, que precios poner, que duración o forma entregar esos productos, conocer quienes ofrecen a tus clientes productos que les esté dando la misma solución (aunque con otro servicio) que tú. Creer que no tienes competencia, que lo tuyo no lo hay en el mercado, te hace un flaco favor.

2- Conocerte a ti te va a ayudar a saber tus cualidades y potenciarlas, además de conocer cuáles son tus puntos fuertes y de ahí colocarte en el lugar correcto de tu modelo de negocio. También te ayuda a crear tu propuesta de valor y encontrarás en ti qué decir a tu cliente (o inversores) para que confíe en ti.

3- Analizar tu idea. Tener claro si tu idea es un producto que quieres lanzar al mercado, si tu idea tiene pre-diseñada un modelo de negocio o que le falta para convertirse en empresa.

 

2º Propuesta de valor y objetivos

"Con los sueños te inspiras, con las metas te guías y con los objetivos lo haces".

 

¿Qué ofreces? ¿a quién? y ¿a qué precio?

1- Cuando diseñes tu propuesta de valor, hazlo desde la mente de tu cliente, no desde la de otras personas de tu sector. Es decir, quién principalmente te interesa que te entienda es tu cliente, porque si no te entiende, no te compra. No saques una propuesta de valor diciendo es que esto no lo hay en el mercado, es mejor que tu propuesta de valor tenga una frase similar a "la mejor solución para -X problemas- es -Y servicio-".

2- ¿Qué objetivos te tienes que marcar como emprendedor?

  • Facturación anual en cifras (la cifra mínima que necesita para que puedas vivir de tu proyecto).
  • Precio de venta de tus servicios o productos. Un precio claro te dará seguridad a la hora de vender tu producto a tus clientes.
  • Número de clientes que necesitas conseguir (no es cuántos más mejor, es una cifra concreta). Esto te ayudará a diseñar posteriormente la mejor estrategia comercial. Por ejemplo si das servicios personalizado y lo haces tú, si llegas a cuántos más mejor y no tienes infraestructura, vas a agobiarte y mucho.
  • Costes que prevees tener en el año. Deja siempre un margen para imprevistos, aquellas cosas con las que no cuentes. Si no sabes cuánto te va a costar, recurre siempre a pedir presupuestos a esos profesionales que consideres que vas a necesitar en tu empresa.

 

3º Ventas

“Nuestro mayor miedo no es ser incapaces, nuestro mayor miedo es saber que somos poderosos más allá de cualquier medida”

Ahora sí que es el momento de decidir el mejor método para conseguir clientes, y además, no será un único método.

En mi programa de mentoring siempre trabajo con el cliente que él sepa vender a viva voz su servicio/producto. Esto quiere decir que cuando alguien le pregunte, conozca a alguien, reciba un email, una llamada de un cliente, o incluso lo ofrezca en un webinar, tiene que saber "cerrar la venta", porque de lo contrario, las perderá.

Fíjate si esto es importante, imagina que tienes una tienda física, y que tienes que elegir una persona para estar allí atendiendo al cliente, ¿le pedirías que sepa vender o das por hecho que con el marketing online que haces ya vendes solo?. Ahora cambia de tu mente tener una tienda física por tener una web o tener cuentas en redes sociales.

Es fundamental saber contar qué haces de forma que tu cliente te entienda, y tú te sientas muy convencido de lo que ofreces y cómo lo dices.

 

4º Alianzas

"Cuando no sabes si ganas o pierdes, pierdes."

Las alianzas son esas uniones que se crean para potenciar la visibilidad y llegar a más clientes. Importante, no son las que se hacen para que te de seguridad y no estar solo. Estas últimas están muy bien en determinados momentos, no digo que no. Sólo que aquí quiero que veas que es importante esas colaboraciones que te hacen subir como un cohete.

Las colaboraciones son muy potentes, te dan mucha fuerza y te comparto una frase que me encanta: "ninguno de nosotros es más listo que todos nosotros".

5º Sistematiza

"El tiempo es tu recurso más valioso"

Una vez definida todas las acciones que hacer, haz una revisión de aquellas que puedes (y tienes) que "sistematizar", es decir, crear un proceso que si no estás tú, lo puede hacer otra persona. Dentro de esta sistematización, incluye decidir qué cuestiones puedes "subcontratar o delegar" y cuales son básicas que hagas tú. Sitúate siempre en aquello que eres bueno, es la forma de crecer exponencialmente.

6º Planificación

"Si queremos vivir de verdad lo mejor es empezar cuanto antes" - W H Auden -

 

La planificación es para empezar a hacer todo lo anterior. Tener muy claro qué hacer cada día, cada semana, cada mes. Esto evita los vaivenes emocionales de hoy no tengo ganas, no sé por donde tirar, y evita que cambies de rumbo constantemente.

Una buena planificación no requiere de grandes herramientas ni de la última tecnología, una buena planificación requiere que se lleve a la acción.

7º Seguimiento

"Nuestras dudas son traidoras, porque nos hacen perder aquello que pudimos ganar por miedo a intentarlo." -Shakespeare-

 

Cuando dudes, haz. Cuando dudes comprueba tu planificación, tus objetivos y toma las decisiones que consideres para ajustar y seguir hacia adelante. Hay seguimientos de determinadas cuestiones que tienes que hacer semanalmente, otras que podrás hacerla mensualmente, otras trimestralmente y anuales.

Seguimientos de ventas, seguimientos financieros, seguimientos del producto o servicio y seguimiento de equipos. Estas son las áreas que tienes que fijar tus indicadores, esos que te dirán si vas bien o no.

Cuando no sepas cómo hacerlo, piensa que tienes un equipo y que eres tú quién le dice qué hacer ¿qué información necesitas que ellos te den para tu saber si están haciendo lo planificado?.

7 pasos para pasar de una idea a una realidad. Ser tu propio jefe implica constancia, tomar buenas decisiones y saber qué hacer. Si en alguna de estos puntos tienes dudas, es mejor que siempre busques un experto en negocios que te pueda orientar y con su visión, llegar antes a tu destino.

 

"Acuérdate de VIVIR" hagas lo que hagas, te dediques a lo que te dediques.

 

¡Me encantará leer tus comentarios, dudas o sugerencias!

 

¡Nos vemos muy pronto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.